Agricultura Desarrollo social Tecnología

18 Enero 2016

Cacao de Origen siembra conciencia

Cacao de Origen siembra conciencia

Con la convicción de que el grano venezolano es el mejor del mundo, Maria Fernanda Di Giacobbe abona el terreno de su industria cacaoetera con una iniciativa para potenciar las herramientas de los productores locales, al tiempo en que los empodera y sensibiliza en relación con el medio ambiente.

El proyecto ‘Cacao de Origen’ (CDO), liderado por María Fernanda Di Giacobbe, cree en el valor de la semilla venezolana. A partir de esa pasión se ha dado la tarea de involucrarse en cada uno de los pasos de producción de chocolate para empoderar a las comunidades a través de la educación y la capacitación, para mejorar las prácticas agrícolas y optimizar la calidad del producto. Actualmente tiene la sede principal en Caracas, dentro de la Hacienda La Trinidad.  Su labor empieza en las zonas de sembradío de cacao donde promueve la biodiversidad, el cultivo orgánico y la protección del medio ambiente. Luego el programa de capacitación continúa en la elaboración del chocolate, donde el proyecto centra sus fuerzas en la equidad de géneros, la competitividad y el comercio justo.

Una vez que un productor es elegido para formar parte del proyecto, comienza un programa en donde se le impregna la convicción del alto valor del cacao venezolano, se le enseña a corregir la técnica agrícola y se le capacita sobre procesamiento de la semilla para convertirla en un producto de alta calidad.

Esta última etapa, constituye una fuente de empleo y empoderamiento, sobre todo para muchas mujeres.

Para los productores que ya hayan participado en el programa, Cacao de Origen están construyendo un centro de colección de semillas de cacao, llamado el Banco de Germoplasma de Cacaos Finos Criollos, y un laboratorio de procesamiento de semillas para producción de tabletas de chocolate y otros derivados. La intención desde allí es hacer un seguimiento a dichos productores y asesorarlos para que el producto de calidad mantenga una competitividad dentro y fuera de Venezuela.

En la sede de Caracas, Cacao de Origen cuenta con un laboratorio “bean to bar” que trabaja con semillas seleccionadas, y con una tienda, donde venden los productos frutos del proyecto.

Contexto

Venezuela produce uno de los cacaos criollos más excepcionales del mercado. Aunque representa apenas 0.5% de la producción mundial, sus granos son de los más codiciados por la industria del chocolate refinado. La historia del país está enraizada a la del cacao: fue su primera moneda -como producto de exportación desde  épocas de la colonia-, y hoy sigue siendo un elemento identitario. En un contexto país complejo, el cacao no ha salido ileso. Venezuela no ha logrado defender su industria como merece, en un sistema con intermediarios que bien han sabido aprovechar para comprar cosechas al más bajo precio.

De todas maneras, el cacao sigue siendo uno de los focos económicos importantes del país. Según la Cámara Venezolana del Cacao, aproximadamente 20 mil familias viven de la producción de la semilla. La industria da trabajo a unas 100 mil personas, de las cuales, más de 13 mil productores viven en áreas rurales y en condiciones de pobreza.

Esas condiciones en las que los productores han sobrevivido han tenido fuertes consecuencias en las zonas de producción y en el mantenimiento de la calidad de los suelos y, por supuesto, del producto final. A pesar de las dificultades, toda una generación de profesionales viene sumando empeños por rescatar la producción de cacao criollo, proponiéndolo como elemento de superación e integración social.

 

Alcance

  • Su sede en Hacienda La Trinidad se ha convertido en un punto de referencia y encuentro para 15 comunidades productoras de cacao, donde cuentan con un espacio para compartir información y sumar esfuerzos en su compromiso por la calidad de las semillas.
  • Colabora con las tiendas de bombones Kaka, de allí que hayan instalado el laboratorio de producción de chocolate que les permite impartir cursos con estándares internacionales y mantener una producción que identifica cada tableta según el productor, el lugar de origen del cacao, la fecha, entre otras.
  • Al no tener intermediarios, los productores se benefician de la venta del chocolate en porcentajes mayores de lo usual.
  • Apoya, junto a la Gobernación del Estado Miranda y a la Organización Trabajo y Persona, un programa de capacitación de mujeres llamado Emprendedoras del Chocolate, con el que más de 1.500 mujeres han aprendido las técnicas de la chocolatería y la bombonería.

En la mira

  • Además de la labor con el Banco de Germoplasma de Cacaos Finos Criollos, la asociación busca continuar su labor capacitando más productores para establecer así una red de colaboradores en todo el territorio venezolano.
  • Cacao de Origen abrirá en 2016 una escuela aliada en Río Caribe, Estado Sucre, donde además de dictar cursos y elaborar chocolate bajo los principios de “bean to bar”, organizarán catas y análisis sensoriales

Datos del proyecto

  • Nombre Cacao de origen
  • País Venezuela
  • Ciudad Caracas
  • Año de lanzamiento 2013
  • Copartícipe Hacienda La Trinidad
  • Web cacaodeorigen.com

Hacienda La Trinidad

Hacienda La Trinidad

María Fernanda Di Giacobbe

María Fernanda Di Giacobbe

Caracas, Venezuela