The Giving Kitchen: una red de ayuda a cocineros en problemas

Ryan Hidinger tenía 35 años cuando le diagnosticaron un cáncer en estado avanzado. En ese momento él era un prometedor cocinero de Atlanta que, junto a su esposa Jen, trataba de conseguir los fondos necesarios para abrir su propio restaurante. Lo querían llamar Staplehouse. Cada domingo, aprovechando su día libre, la pareja organizaba cenas para 10 personas en su propia casa que se convirtieron en un éxito. Los tickets se agotaban a los pocos minutos de que Jen los pusiera a la venta en Internet. El nombre de Ryan empezaba a ser conocido en la ciudad.

Pero cuando estaban cerca de cumplir su sueño, llegó la trágica noticia. El cáncer de vesícula biliar de Ryan se encontraba en estado 4 y los doctores le pronosticaron solo seis meses más de vida. En pleno shock, el entonces jefe de Ryan y la red de amigos y clientes que había tejido la pareja se movieron rápidamente.

Entre todos movilizaron a la comunidad culinaria de Atlanta y recaudaron más de 275.000 dólares para el tratamiento de Ryan en un prestigioso hospital de Houston. El apoyo del gremio conmovió a la pareja. Era más dinero del que necesitaban y decidieron utilizar una parte para mantener vivo ese espíritu solidario.

Ryan Hidinger y su esposa Jen

Así en 2013 pusieron en marcha The Giving Kitchen, una organización sin ánimo de lucro que asiste a trabajadores del sector de la restauración que atraviesan por graves dificultades, ya sean problemas de salud, desempleo, accidentes, fallecimiento de un familiar, problemas en su vivienda u otros. En Estados Unidos, los empleados de los restaurantes son uno de los gremios menos asegurados y más propensos a pasar temporadas sin salario.

"Cualquiera podría estar en la situación en la que están estos trabajadores", explicó la directora ejecutiva de The Giving Kitchen, Stephanie Galer. "Cuando sumas los horarios cambiantes, los sueldos tradicionalmente bajos, el trabajo muy físico... esta es una situación extraordinaria que necesita una solución extraordinaria".

Cada candidato a la ayuda de la organización puede recibir una cantidad máxima de 2.500 dólares. "Esto generalmente cubre uno o dos meses de alquiler y recibos por servicios. Queremos ayudar a las personas a ponerse de nuevo de pie", señala Galer.

Ryan Hidinger es homenajeado en su última aparición pública

Los fondos provienen de un gran número de donantes: individuos, fundaciones, grandes empresas y personas que participan en eventos especiales de recaudación para The Giving Kitchen. Además, se ocupan de poner a a los trabajadores en contacto con otras organizaciones privadas y con servicios públicos que les pueden socorrer.

En enero de 2014, un año y 19 días después del diagnóstico, Ryan falleció. Su legado, sin embargo, sigue inspirando la labor de The Giving Kitchen y del restaurante Staplehouse, que finalmente abrió sus puertas en 2015 y destina todos sus beneficios a la misma causa social. Hasta ahora, The Giving Kitchen ha apoyado a más de 1.000 trabajadores de restaurantes con más de 1,5 millones de dólares.

"Es una tortura no haber tenido a mi esposo aquí conmigo por más tiempo", reconoció Jen. "Pero se que está todavía conmigo y eso me empuja hacia adelante".

Interior del restaurante Staplehouse