¿Qué es exactamente elBulliFoundation de Ferran Adrià?

En la alta cocina, las reglas de juego cambiaron irreversiblemente con elBulli. No solo por replantear la manera en que se trabajaba con ingredientes y técnicas en favor de experiencias sensoriales que apelaban a la interpretación y hasta imaginación, sino por traducir el recorrido de su trabajo en nuevas fuentes de conocimiento, creatividad e innovación. Su líder, Ferran Adrià, rompió todos los esquemas obsesionado por lograr hasta lo impensable. En 2012, estando justo en la cúspide de la gastronomía mundial, cerró sus puertas. Durante el último de sus servicios, el chef advirtió: "El último plato de la historia de elBulli, como restaurante, ¡sale!"

Con esa acotación Adrià no quería dar pistas sobre sus planes de futuro, lo quería dejar claro: él no se iba a quedar quieto. Un año después oficializó la creación de elBullifoundation. La prueba de que el restaurante y él transmutaban, que su misión se canaliza ahora en investigar y promover la creatividad, a decodificar la innovación y a trasladar su modelo de trabajo a otras áreas de conocimiento. elBullifoundation usa la cocina como un idioma para expresarse y trabaja con Sapiens, una metodología que desglosa en módulos, cápsulas y secuencias cada uno de los componentes de un mismo “proyecto” (producto, servicio y objeto), para luego valorar las probabilidades de conexión entre ellos. Sapiens incluye además una línea de tiempo para incorporar el origen y la evolución.

elBullifoundation planea y se mueve simultáneamente en diferentes proyectos. El más consolidado hasta ahora es elBulliLab. Abrió en 2014 como un centro de investigación de 1.500 metros cuadrados en Barcelona, donde trabajan alrededor de 70 personas de distintas profesiones: filosofos, cocineros, arquitectos, diseñadores, historiadores. Su intención es: “ordenar la gastronomía para saber qué información necesitamos para comprenderla y, a partir de ahí, obtener conocimiento.”

elBulliLab tiene como misión crear contenido y modelos de trabajo para distintas plataformas: exposiciones, aplicaciones y la más reconocida de todas, la Bullipedia. Este es uno de los proyectos bandera de Ferran Adrià, presentado como “un recurso culinario online para chefs profesionales y estudiantes”. Según los anuncios iniciales, debería haber estado listo para inicios de 2016 pero recientemente el chef declaró que faltaban diez años de trabajo y 20 millones de euros para culminar. En 2016, La Bullipedia espera compartir contenidos con la publicación de una colección de 12 libros dedicada a profesionales de la cocina, con una edición limitada de 50 ejemplares. La intención es que elBulliLab se convierta en el futuro en un archivo abierto al público en un formato de expositivo, parecido a un mapa, y que cambie su nombre a Bulliografía.

elBullifoundation planea mudar parte de sus actividades a Roses, a la sede donde funcionaba el restaurante, cambiando el nombre a elBulli1846, allí se se dedicará a “conservar y comunicar el legado” del restaurante, además de de hospedar a un nuevo proyecto, elBulli DNA, “un observatorio de la creatividad”, donde se estudiarán y difundirán informaciones en internet sobre cómo funciona el proceso creativo. El espacio actual de elBulliLab seguirá formando parte del proyecto, destinado sólo a la Bulliografía.