Olafur Eliasson: la cocina como espacio creativo

¿Qué se come en el estudio de uno de los artistas contemporáneos más reconocidos del mundo? El libro “Studio Olafur Eliasson: The Kitchen” lo documenta y al mismo tiempo da muestra de la conexión de la alimentación con la creatividad artística y la inspiración.

En el estudio de Olafur Eliasson en Berlín trabajan alrededor de cien personas. Preparan las instalaciones que luego se exhibirán en museos como el Tate Modern de Londres o en el Museo de Arte Moderno (Moma) de Nueva York. En los 3.000 metros cuadrados del taller, hay un lugar donde se reúnen todos los empleados una vez al día de martes a viernes. No es una sala de conferencias o un auditorio, es la cocina. Suena una campana y los empleados se sientan a comer por lo menos durante media hora. Es una costumbre que se remonta a 2003, cuando eran sólo 15 personas, y que hoy traspasa esa intimidad artística y laboral para convertirse en un libro de cocina: Studio Olafur Eliasson: The Kitchen.

“No hicimos un recetario para hacer un recetario”, alega Eliasson, “queríamos capturar lo que sentimos que era único acá en el estudio”. La producción artística del danés de orígenes islandeses se concentra en la exploración de la relación entre el espectador y el objeto, así que este libro no podría ser sólo una colección de recetas. Es además un intento por transmitir las ideas del estudio, no como una dimensión separada de la cocina sino como integración deliberada por parte de Eliasson, para quien el ritual de una comida casera, familiar y casi siempre vegetariana, es un modo de que los empleados se sientan apreciados.

El punto central de este libro de más de 300 páginas es que para el artista “la creatividad no se trata de una cosa rara, atractiva y desconectada, se trata de cómo nos sentimos conectados a este mundo”. Así que para él, al cocinar, importa de dónde vienen las materias primas o la sensibilidad que tenemos como humanos hacia el clima, es decir, la estacionalidad. No es casual la exhibición que lo dio a conocer al público haya sido “the Weather Project”, en el Tate Museum de Londres.

Studio Olafur Eliasson: The Kitchen, publicado por los momentos sólo en inglés y en francés, se basa en uno de los libros de artista publicado hace tres años en una edición limitada como parte de la instalación “Take your Time”. Junto a Laura Maurer, actual cocinera del estudio, y a la chef japonesa Asako Iwama, quien trabajó para Eliasson hasta 2014, el proyecto se convirtió en un recetario.

Además cuenta con la colaboración especial de René Redzepi, quien a su vez ya había incluído un texto de Eliasson, “La comida es todo, pero no todo es comida”, en su libro Noma: Tiempo y espacio en la cocina nórdica. Y de Alice Waters, quien se encargó de escribir el prólogo. “Se necesita a un artista para que mire en una forma diferente, para que llegue realmente al corazón de lo que se trata”, explica la cocinera estadounidense, quien además testimonia que cuando va de visita al estudio en Berlín, intenta coincidir con la hora del almuerzo pues su visión sobre la cocina y el comer en compañía coincide con la del artista danés, identifica en ese ritual “un conexión cotidiana que brinda inspiración”.