¿Cómo comer mejor?

 Ciertamente los comportamientos alimentarios inciden sobre nuestra salud pero cómo cambiarlos para que vayan a favor y no en contra de ésta. En un mundo con información y desinformación, la respuesta no es simple. Por esto, la segunda edición del simposio científico Cook & Health (Cocinar y Salud) busca divulgar investigaciones que expliquen cómo cocinar puede ser una herramienta para cambiar nuestros hábitos de alimentación y alcanzar una idea a priori abstracta: la salud.

Cortar, saltear, hervir…son todas acciones que requieren de conocimiento y entrenamiento para formar otra labor que los engloba: cocinar. ¿Cuál sería el resultado de que más personas tuvieran la capacidad de preparar sus comidas? ¿Cómo esto cambiaría sus elecciones a la hora de comer? Cook & Health (Cocinar y Salud), un simposio científico organizado por el Basque Culinary Center, reúne en su segunda edición a diez ponentes que presentarán sus trabajos, buscando mostrar los resultados de intervenciones culinarias en distintas comunidades alrededor del mundo.

La Universidad de West London será la sede donde se llevará a cabo el 2 de marzo de 2017 el segundo encuentro de la iniciativa que nació en San Sebastián (País Vasco) en 2015. La programación reúne distintos ángulos y disciplinas que giran en torno a la relación entre el acto de cocinar, los comportamientos alimentarios y la salud. Incluye trabajos académicos como el de Julia Wolfson de la Universidad de Michigan con un trabajo sobre la obesidad y los ambientes alimentarios escolares. Así como otros del sector de la restauración como Kitchen Theory en Londres, liderado por Jozef Youssef, un cocinero que después de experiencias en restaurantes como The Fat Duck o The Connaught, creó un centro donde funciona no solamente un restaurante, sino también un laboratorio; su meta es tratar de entender la relación con la comida y cómo este entendimiento puede sostener algunas claves sobre cómo estimular a las personas a comer y cocinar de un modo sano y más sostenible.

Otros de los ponentes, Peter Cross, profesor de la Universidad de West London, cuenta con 20 años de experiencia en la industria alimentaria. Actualmente está trabajando en su tesis de PhD, en la que analiza varias metodologías, medidas y prácticas utilizadas por las empresas de alimentos para monitorear la responsabilidad que tienen en los hábitos del consumidor. Sobre las elecciones de los alimentos, Leslie Cunningham-Sabo, de Estados Unidos, presentará su investigación sobre impacto que las vivencias en cocina tiene sobre las preferencias de los niños por frutas o verduras.

Además de la cercanía con la cocina como lugar y experiencia, Mohamed Merdji agregará la variable del sabor de los alimentos y hablará de la percepción de riesgos de seguridad alimentaria y las nuevas tendencias en el mercadeo alimentario. El francés es el coordinador de EducAlim, un proyecto de investigación y de acción que busca promover una alimentación sana, enseñando cocina en 17 escuelas de su país.

Entre los ponentes principales también se encuentran Ana Isabel de Almeida Costa de la Universidad Católica Portuguesa, con una investigación enfocada en cómo al tomar una decisión de consumo alimentario las personas ponen en una balanza la información externa y la interna. De Estados Unidos, Susanna Mills y Senbagam Virudachalam expondrán sus investigaciones sobre las preparaciones de comida en casa, ésta última enfocada en familias con niños.

Martín Caraher, profesor del Centro de Política Alimentaria de la Universidad City London, dará una perspectiva más amplia, hablando sobre procesos nacionales y la influencia de chefs famosos en el cambio de los hábitos alimenticios. Klazine van der Horst, del Centro de Investigaciones de Nestlé en Suiza, hablará sobre características globales de la dieta infantil.

Las jornadas incluirán presentaciones orales cortas de 10 minutos sobre siete trabajos actualmente en proceso, entre ellos se encuentra por ejemplo, “Facecook” , realizado por estudiantes de la Universidad Paris-Saclay, donde se plantean el diseño y la activación de un proyecto de una comunidad basada en redes sociales para promover prácticas de alimentación saludables en poblaciones de bajo ingreso.