Noticias

ChefBNE: Conocer el pasado para cocinar el futuro

Educación Historia

24 Noviembre 2017

ChefBNE: Conocer el pasado para cocinar el futuro

Cocineros e investigadores gastronómicos tienen una nueva ventana para asomarse a los hallazgos de sus antecesores. En su voluntad de divulgar los orígenes de la cocina de su país, la Biblioteca Nacional de España ha lanzado una serie de vídeos online que rescatan recetarios emblemáticos. El proyecto, bautizado como @ChefBNE, fue presentado en noviembre en la II Jornada Culinary Interaction por la directora de la Biblioteca, Ana Santos, y uno de los cocineros participantes, el heladero Fernando Sáenz.

“Hemos empezado por 12 recetas de reutilización de contenidos con 12 vídeos que enriquecen la receta en un contexto científico y cultural”, explicó la directora de la Biblioteca.

Los vídeos de @ChefBNE ya se pueden consultar en su canal de Youtube y en las redes sociales. El primero de ellos relata cómo se lograba preparar hace más de tres siglos el bizcocho helado, una receta recuperada por Saénz en su taller Obrador Gate (La Rioja, España).

Arqueólogos y académicos recuerdan que en esa época se puso de moda el consumo de productos fríos en lugares como Madrid, donde se abrían cuevas artificiales para conservar la nieve traída en invierno de la Sierra de Guadarrama. 

“Es importante trabajar con recetas históricas, ver de dónde venimos. Cuando te vas a recetarios del siglo XV o XVI ves la cantidad de información, de riqueza gastronómica que hemos ido perdiendo. Quizás sea por las leyes del mercado, que nos dicen qué debemos comer, pero todos somos responsables de intentar cambiar ese sendero en el que nos quieren meter y recuperar nuestra historia”, propuso Sáenz en su intervención.

Muchas personas se emocionan al probar esos sabores antiguos que todavía recordaban pero creían desaparecidos, aseguró el cocinero, para quien trabajar con una receta histórica no implica en absoluto la renuncia a la creatividad. “Ese es el toque que nosotros le podemos poner”, animó.

 

El proceso de digitalización del catálogo de la Biblioteca Nacional está abriendo oportunidades de acceso a todo tipo de conocimiento. La institución cultural más antigua de España, fundada en 1711, conserva una copia de todo lo publicado en el país, albergando más de 30 millones de ejemplares.

“Es importante saber qué pensaron antes de nosotros. Son ideas que mejoran ideas”, remarcó la directora.

Miles de esos documentos están dedicados a la gastronomía y el objetivo es ponerlos a disposición de cualquier interesado en un formato digital y libre de derechos.